top of page

Porque las voces de los niños también participan en la construcción del respeto a la diversidad.


En el marco de la iniciativa “La Escuela Abraza la verdad” de la Comisión de la Verdad, el pasado martes 16 de agosto, los niños y niñas del Colegio Newcastle School vivieron una importante jornada de sensibilización, a través del aprendizaje de algunos saberes y experiencias del resguardo indígena “Kamëntšá Biyá Sibundoy" de Putumayo.





Foto: Reunión de saberes a través de elementos simbólicos que representan los valores de amor y respeto a la diversidad.




Para esta jornada tuvimos como invitada a Angela Juajibioy, Pedagoga Infantil, aspirante a Magister en Arte, Educación y Cultura y miembro de esta comunidad, que mediante una muestra cultural transmitió algunos elementos esenciales de su pueblo y cómo a través de estos, han logrado generar un trasfondo de resiliencia a raíz de las múltiples vulneraciones a sus derechos en el conflicto armado colombiano.


Esta jornada se desarrolló en tres momentos; primero los niños y niñas se acercaron por medio de videos pedagógicos a la comprensión de qué es una comunidad indígena, cómo viven en sus territorios y la diversidad de resguardos que hay en nuestro país.



Foto: Profesora Juliana Caicedo proyectando video sobre las comunidades indígenas de colombia a estudiantes del Colegio Newcastle School


Posteriormente se realizó el “Circulo de la palabra”, un espacio en el que todos se reúnen para conocer y expresar sus saberes y sentimientos. En este momento Angela nos muestra algunos de los elementos simbólicos para su comunidad como lo son: Instrumentos musicales elaborados por los niños de la comunidad; la figura de los abuelos indígenas que representa la importancia de honrar y respetar a las personas mayores quienes comparten toda su sabiduría; la figura de una guacamaya, flores y frutas para mostrar la diversidad de la fauna y flora; un ungüento de plantas elaborado por ellos mismos como medicina; artesanías como medio de expresión de su historia y la vestimenta de las mujeres de la comunidad, con un manto de color rojo que simboliza la resistencia y la lucha que han sufrido desde la conquista, y el amarillo que es el primer color del arcoíris, representando el renacer y la esperanza.


Fotos: Angela Juajubioy compartiendo algunos elementos simbólicos de la comunidad “Kamëntšá Biyá Sibundoy" de Putumayo.



Como cierre se hizo un diálogo con los niños y niñas donde se resaltó la importancia de reconocer que todos somos diferentes pero que tenemos los mismos derechos, que nunca más se repitan actos de violencia y que no se atente contra la vida. Así como las comunidades indígenas han sufrido violencia, discriminación y persecución en los diferentes contextos de conflicto en nuestro país, ocurre con muchas otras comunidades, y es vital desde la escuela y la familia, como los primeros actores de formación de niños y niñas, siempre recordar que ¡Nunca Más! deben ocurrir hechos de barbarie y que el respeto por la vida es primero.




Fotos: Docentes y estudiantes compartiendo un espacio de diálogo en el marco de la jornada "La escuela Abraza la Verdad"


porque todos somos diferentes y la diversidad nos enriquece. Vivamos con respeto, tolerancia y aceptación para disfrutar de un mundo en paz y armonía


Por: Paola Andrea Mejía

Coord. pedagógica



284 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page